fotos-muertos-dest

La verdad acerca de estos 21 retratos va a hacer que te estremezcas

Enlace patrocinado
por Marco Ferrer
29/12/2015
por Marco Ferrer
29/12/2015

Esta serie de retratos antiguos esconden un secreto que haría estremecerse al más valiente. Se trata de 21 fotografías realizadas a personas después de su muerte y, aunque te sorprenda, era una práctica de lo más normal en la época victoriana.

Este período tiene lugar en el siglo XIX y su nombre tiene relación con el reinado de la reina Victoria I en el Reino Unido. Se trató de una época de prosperidad económica y de paz, en la que tuvieron lugar numerosos avances científicos y técnicos, como el nacimiento de la fotografía.

Lo que hoy nos parecería una práctica macabra, en esa época era una forma de preseervar el recuerdo del fallecido desde un punto de vista romántico. El romanticismo percibía la muerte de forma nostálgica, con cierto anhelo, con influencias de la cultura medieval donde ésta se entendía como un fin inevitable para el que había que estar preparado.

Ya desde el siglo XVI se realizaban en Europa retratos de personas fallecidas, desde un punto de vista religioso. La recuperación de estos temas por el romanticismo unida al nacimiento de la fotografía, hizo que se adoptase esa tradición adaptándola a una visión más moderna, acorde a los tiempos.

En las fotografías mortuorias se intentaba restar crudeza a la muerte recurriendo al maquillaje de los fallecidos o al coloreado posterior de las imágenes.

Aunque hoy nos parezca casi insultante, una persona fallecida era un gran modelo para un fotógrafo de la época, ya que las técnicas fotográficas requerían largos tiempos de exposición y la ausencia de movimiento de los retratados daba lugar a muy buenas tomas.

Para retratar a los difuntos se recurría a tres posibles situaciones: recrear momentos cotidianos, simular que estaban dormidos o fotografíarlos sin simulaciones en su lecho de muerte.

La intención de éstas fotografías era, en cualquier caso, honrar al difunto y tener un bonito recuerdo.

Museo de Orsay

Museo de Orsay

En ocasiones se fotografíaba a varias personas fallecidas en una misma escena, o los supervivientes e incluso las mascotas posaban junto a ellos.

Muchos de los fotografiados son niños, debido a la alta mortalidad infantil que se registraba en esa época. La medicina todavía no podía hacer frente a enfermedades que hoy están erradicadas o se combaten con tratamientos sencillos.

Lo que hoy nos parece impensable, en su momento fue algo muy habitual, pero debemos aprender a ver éstas fotografías desde un punto de vista acorde a aquellos tiempos. Lo que hicieron los familiares de estas personas fue algo muy difícil para ellos, pero su intención no podía ser mejor y nosotros no somos quienes para juzgarlo.

Vía Wimp.

Enlace patrocinado
Si te gustó compártelo:

lo más visto

Uso de cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios. Pinche este enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR